La agroecología en el CIRAD

En respuesta a los retos que plantea la adaptación de los sistemas de producción del Sur a los cambios que están experimentando, el CIRAD y sus socios movilizan las normativas y los procesos naturales en los que se basan los principios agroecológicos para probar y poner en práctica nuevas formas de producción. Apoyan a los actores locales y a los movimientos sociales que llevan a cabo estas transiciones agroecológicas para actuar sobre las condiciones socioeconómicas-institucionales y promover la ampliación de estas prácticas para la mayoría de las poblaciones rurales.

 

 

Durante muchos años, el CIRAD y sus socios han llevado a cabo investigaciones y ensayos a gran escala para documentar y objetivar la capacidad de la agroecología para representar una alternativa técnica, económica y socialmente viable a los modelos de intensificación convencionales.


Se han realizado innegables avances en la identificación de procesos y técnicas agroecológicas eficaces, y se ha acumulado experiencia en una gran variedad de contextos biofísicos, tanto en los departamentos franceses de ultramar como en los países del Sur. Asimismo, un análisis más sistemático de los frenos y las palancas de las transiciones agroecológicas en la diversidad de estos contextos permite orientar mejor la acción de los actores locales para influir eficazmente en las condiciones de cambio. El objetivo actual es extraer de la multiplicidad de experiencias, lecciones genéricas para proponer opciones técnicas más eficaces y adaptadas, así como un enfoque global basado en mecanismos de apoyo, que se definen en función de los retos específicos de los diferentes tipos de agricultura.


Entre los retos particulares de la investigación se encuentra la movilización efectiva en estos procesos de conocimientos de distinto tipo, ya sean locales o exógenos, legos o científicos. O también podemos citar el hecho de movilizar y articular el conocimiento generado a escala de la explotación, con el generado a escala del territorio y de los sectores.

Una red de investigación y múltiples actores

Para hacer frente a estos retos, la red de socios de Boost-AE cuenta obviamente con instituciones de investigación que trabajan en las transiciones agroecológicas en el Sur (CIRAD, IRD, INRAE, universidades europeas, instituciones de investigación del Sur...) cuyo objetivo es producir conocimientos operativos, pero también con un gran número de socios implicados en el desarrollo que también creen en el valor añadido de compartir experiencias, sistematizar conocimientos y ponerlos a disposición del mayor número de personas posible. Son muchas las ONG, las empresas de consultoría, los institutos técnicos, las instituciones internacionales y los agentes públicos y privados que actúan en favor de la TAE en estos contextos. La colaboración sobre el terreno entre estos diferentes tipos de instituciones da lugar a una visión común y a la co-construcción de conocimientos útiles para apoyar las TAE en condiciones tropicales y en los países del Sur.

En la parte superior